Translate

Te doy la bienvenida

Bienvenido/a,


Mi nombre es Eva Privateva (@CondesaEva) y tengo 37 años. Aunque Eva no es mi nombre real, el cual guardo para mi anonimato, me siento muy cómoda cuando me llamáis así. Me considero una chica con una vida normal, casada y con hijos. Mi marido y yo somos muy felices, siempre tuve claro que sería el hombre de mi vida, y tras años de casados sigo pensando lo mismo. 

En los años de noviazgos, en cuanto al sexo, la Dopamina, entre otros factores, hizo todo el trabajo. La excitación era constante, siempre tenías ganas de follar y probar cosas nuevas. En esta época, hice mi primera felación, tuve por primera vez sexo, descubrí el sexo anal, la excitación con juguetes sexuales, e incluso probé el BDSM

Con el paso de los años, nos acomodamos, he hicimos nuestra vida sexual más monótona y rutinaria, tal y como le ocurre naturalmente a muchos matrimonios, esa excitación sexual inicial disminuyó. Esto no significa que Conde y yo dejáramos de querernos, ni mucho menos, solamente que la rutina de la convivencia hizo que esa excitación inicial fuera menor.

De un tiempo atrás, esto empezó a cambiar. Siempre ha sido Conde el que me ha propuesto cosas nuevas, pues aunque yo tengo muchas fantasías en mi cabeza no me atrevo a decirlas o proponerlas. Lo primero que me propuso Conde fue hacerme fotos y subirlas a internet. La idea la verdad que me gustó, y mucho más, cuando vi los comentarios que otros hombres hacían de mi cuerpo, me hacían sentir bien y muy excitada. 

Y así llegamos hasta nuestros días, cuando una propuesta inesperada de Conde me hizo pensar mucho en todo.

Estábamos follando Conde y yo y me preguntó si me gustaría follarme a otro chico. La verdad es que me quedé un poco cortada,  aunque tengo que reconocer que la propuesta me gustó.  Le contesté que no sabía,  que me gustaba la idea pero que no estaba muy segura de lo que me estaba proponiendo. Durante toda la noche seguí pensando en lo que Conde me había propuesto, y no dejaba de excitarme la idea. 

Al día siguiente, volvimos a hablar del tema y le pregunté, que como sería, pues la verdad que yo no me veía teniendo sexo con otro hombre. El me dijo que podíamos empezar despacio, no necesariamente tendría que tener sexo con penetración. Me dijo que quizás unas fotos picantes, tocamiento o sexo oral. Que también lo podríamos hacer con parejas y que por supuesto sería sin prisas de ningún tipo, buscando al chico o la pareja adecuada.

Tras mucho pensarlo decidí, que ¿por qué no?, a Conde le gusta la idea, a mi me excita y sinceramente también me gusta y mucho, y la vida sólo es una, y hay que disfrutarla.

Así empezamos a descubrir el mundo swinger y cuckold. Con el paso del tiempo hemos evolucionado a lo que nosotros hemos descrito como Esposa y Marido Premium. Para entenderlo, podéis leer lo que significa para nosotros aquí.

Os animo a conocernos,

Besos húmedos


Eva Privateva